NOS ESTAMOS MUDANDO! Encuentranos en www.ForeverLife.com.ar

Estamos haciendo la información mas dinámica y moderna

Prevención y tratamiento de várices

Las varices es un trastorno que padece el 30% de las personas, sobre todo las mujeres. 

Si deseas prevenir o tratar las varices, sigue estos sencillos consejos. 

Las varices consisten en la dilatación anormal de venas superficiales que, además, se vuelven tortuosas. 
Nos referimos a las que aparecen en las extremidades inferiores, pero pueden formarse en otros sitios (esófago, testículos, ano...). 
La principal causa es la alteración de una válvulas que hay dentro de las venas de las extremidades inferiores, que permiten el paso de la sangre sólo en dirección al corazón y evitan su retroceso. 
Si estas válvulas funcionan mal, las sangre retrocede, se estanca y presiona las paredes venosas que se alteran y se dilatan, formando las varices. 

No se sabe la causa del 90% de ellas, pero muchas son hereditarias y su formación se facilita por la obesidad, estar mucho tiempo sentado o de pie y el embarazo. 
El motivo de que las válvulas no funcionen bien, podría ser una desproporción entre la elastina y el colágeno, sustancias que tienen las válvulas y la pared de las venas. 
Las restantes varices son debidas a la dificultad del paso de la sangre por la venas profundas, en general, por existir un coágulo y una inflamación (tromboflebitis), por lo que la desvían hacia las superficiales por una venas que comunican ambos sistemas. Además, la tromboflebitis altera las válvulas. 

SÍNTOMAS 

Al principio, sólo se ven una venas dilatadas, más tarde hay cansancio, pesadez y dolor en las piernas, sobre todo al estar mucho de pie, mejorando todo ello al elevarlas y al andar. También existen calambres, más frecuentemente por las noches, en la pantorrilla. 
Hay picor en el pie y en el tobillo, los cuales más tarde presentan una hinchazón que va subiendo por la pierna. 
La piel adquiere un color pardo por el depósito de una sustancia que liberan los hematíes después de salir de los capilares venosos al estar alteradas sus paredes. 
Por último, se forman úlceras, casi siempre en los tobillos. 

PREVENCIÓN


  • Hacer ejercicio físico. 
  • Acostarse a menudo 15 minutos con las piernas elevadas a la altura del corazón. 
  • No llevar prendas apretadas alrededor de muslos y piernas. 
  • No llevar tacones altos durante horas. 
  • No estar mucho tiempo sentado/a, ni de pie. Si no se puede evitar, flexionar a menudo los pies hacia arriba y abajo. 
  • Reducir el sobrepeso. 
  • Evitar el calor en las piernas (estufas, sol...) 
  • Aplicar duchas frías.

TRATAMIENTO 

Si las varices son pequeñas y no molestan, para evitar que empeoren, suele bastar lo citado en la prevención y usar medias de comprensión. En los demás casos, es mejor alguna operación, que actualmente son mucho más sencillas. 
Unas ocluyen y destruyen las venas afectadas aplicando en su interior rayos láser, unas corrientes especiales (radiofrecuencia) o una microespuma. 
Otra técnica conserva las venas y, a través de una pequeñas incisiones, desvía la corriente sanguínea que causa las varices. 

Este sitio pertenece a Supervisores y Distribuidores Independientes. Puede ingresar al sitio oficial: www.foreverliving.com